La compra de deuda - NPL

¿Quién se ocupa de la compra de deuda? ¿Y qué son los NPL?
Son aquellos créditos fallidos porque nunca se han pagado al acreedor. Este último puede intentar recuperar su dinero de diferentes formas, pero no todas ellas dan la certeza de recuperación.

 

La cesión de crédito y sus ventajas

Vender el crédito es una oportunidad para que un acreedor se deshaga de un problema; la idea de seguir “persiguiendo” al deudor para intentar cobrar su crédito.
Tal vez por un tiempo intentes que pague; tal vez puedas intentar el camino de la recuperación de la deuda confiando en una agencia especializada; o puedes optar por la venta de este crédito, aprovechando así también diversas ventajas.

En primer lugar, está el beneficio inmediato de la captación de liquidez derivada de la venta. Además, evitamos invertir tiempo y dinero en una acción de recuperación con un resultado incierto.
Y una serie de otras ventajas, como:
estado financiero de la empresa limpio y transparente;
– mejora de los ratios patrimoniales;
– los beneficios derivados de la plusvalía entre la compensación financiera y el valor nominal de los créditos transferidos;
ahorro fiscal (los créditos de este tipo se pueden convertir en una pérdida deducible de impuestos).

 

En España y en el extranjero

Ge.Ri. ha estado activo desde 1994 en el sector de recuperación y gestión de cobro; también se ocupa de la compra de créditos NPL.

Al ser un holding internacional, puede contactar con nuestra agencia incluso en el caso de créditos deteriorados en el extranjero. Además de la oficina de Madrid, tenemos oficinas en Italia, Francia, Alemania, Rumanía y Reino Unido.

Dondequiera que opere, nuestro personal está perfectamente familiarizado con el idioma local y el sistema regulatorio, así como con las leyes internacionales relacionadas con el sector.

 

Ge.Ri. y la compra de deuda

Antes de realizar una propuesta de compra al vendedor, Ge.Ri. analiza cuidadosamente su portfolio de créditos y luego hace la oferta más ventajosa posible.

Pero incluso primero, firma un acuerdo de confidencialidad con el cliente; esto permite el necesario intercambio de datos y compromete a las partes a no revelar la información que entre en su poder en este contexto.
Finalmente, si se llega al acuerdo, se firma el contrato, se transfiere el crédito y se paga la contraprestación pactada.

Si está interesado en este servicio o en cualquier caso evaluar acciones de recuperación de crédito, comuníquese con nosotros.