Venta de deuda

¿Qué es la venta de deuda? Mucha gente nunca ha oído hablar de créditos NPL. Te lo explicamos.

 

Los NPL

Son créditos fallidos porque equivalen al valor de las facturas impagas; es decir, al dinero que tendría que pagar un deudor por algún producto o servicio adquirido por una empresa de cualquier tipo.

Una empresa que ha realizado ventas nunca pagadas por el comprador tiene varias opciones para intentar recuperar su dinero; entre estos se encuentra la cesión de crédito.

 

Venta de deuda

Transferir tus créditos significa vender a un tercero todo el valor económico que no has podido cobrar.

Por lo general, es una agencia de recuperación de deudas la que compra este tipo de deuda pendiente. Y generalmente lo hace asumiendo todo el riesgo de insolvencia del deudor y liquidando inmediatamente al acreedor inicial; por eso estos créditos se compran a un valor inferior al real.

El deudor no puede oponerse a la cesión, pero debe ser informado en consecuencia.

La empresa que vende el crédito toma el nombre de “cedente“, la agencia que lo compra toma el nombre de “cesionario” y el deudor pasa a ser el “transferido“.

 

Las ventajas para el cedente

¿Cuáles son las ventajas para una empresa al vender su crédito? Hay dos razones principales.
La primera es que con la cesión del crédito se ahorra el tiempo y el dinero que gastaría en un posible procedimiento de cobro de deudas.
La segunda es que la liquidez llega de inmediato para ser depositada en las arcas de la empresa.

Pero también existen otros beneficios derivados de la venta.
Para nombrar una par de ellos:
• El cedente depura el balance de la empresa y mejora los ratios patrimoniales.
• Los créditos no cobrables se convierten en pérdidas deducibles de impuestos.

 

Ge.Ri. y la cesión de créditos

Ge.Ri. es un holding internacional que también se ocupa de la gestión de créditos NPL.
Nuestra compra pro soluto se refiere a créditos comerciales deteriorados del sector bancario, financiero y de servicios públicos. La operación se lleva a cabo en unos sencillos pasos, como:

  • Acuerdo de confidencialidad con el cedente que protege el intercambio de datos necesario;
  •  Análisis del portfolio de créditos del comitente;
  •  Determinación y propuesta económica por la compra;
  •  Estipulación del contrato, cesión de crédito y pago de la contraprestación.

Cientos de empresas, incluidas algunas muy importantes, confían en nosotros desde hace años.
Si está interesado, comuníquese con nosotros para obtener más información.